lunes, abril 03, 2006

Desirée Palmen: CamuflArte

Esto es lo que el Ayuntamiento impone como "el respeto a los demás",
desde mediados del siglo XX hasta hoy

En contracultura.es somos muy amigos de los elementos que tienen una imagen distinta de la que proyectan. Por ejemplo, nos apasionan las máscaras de gas, que son una especie de alerta de peligro, pero que, en realidad, son completamente inofensivas. Es lo que rodea a las máscaras lo que es peligroso. Las máscaras de gas son sólo un síntoma, pero no una causa.

Un equivalente bélico podría ser el del camuflaje. En general, la idea de camuflaje que tenemos no es tanto la genérica "confundirte con tu entorno" como el hacerse pasar por un arbusto. La imagen genérica del camuflaje con manchas verdes que pretenden ser hojas, y ramas que salen de los cascos. Las fuerzas del orden ya han desarrollado un camuflaje urbano, que utilizan especialmente en el caso de manifestaciones. Las hemerotecas nos muestran que muchos de los enfrentamientos violentos entre manifestantes y policías empezaron siendo entre policías uniformados y policías camuflados, que creaban excusas a base de pedradas. Ese es el camuflaje urbano real.

La holandesa Desirée Palmen se centra en el arquetipo del camuflaje, y crea un camuflaje urbano trasladando directamente ese camuflaje de la naturaleza arquetípico y televisivo. Construye imágenes oníricas, en las que, en su ciudad soñada, ciertas actividades corriente se deben hacer bajo camuflaje.

Como las máscaras de gas, también el horror del camuflaje nos ofrece hermosos mundos alternativos.

Visiten la web de Desirée Palmen aquí.




Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by Blogger